pizarra vectorial



Mostrar mas productos

Características del producto: pizarra vectorial

La pizarra vectorial es una superficie en la que todos los usuarios podemos redactar, de igual manera que dibujar o crear texto a través de una tiza o bien rotulador borrable. En la actualidad predominan las marcas con su respectivo rotulador, al ser más modernas al momento de agregar en una institución o universidad. Tampoco debemos olvidar que el pasado estuvo sujeto por aquellos pizarrones con fondo verde, creado a través de una piedra conocida con el mismo nombre de la pizarra. 

Bien pudo encontrarse en negro, pero sin estar presente con recurrencias, merced a que este color profundo no es realmente agradable a los ojos; por ende, el blanco o bien verde si resultaron ventajosos para escribir sobre esta base de contextura resistente. La pizarra vectorial está compuesta por un rectángulo, sea de madera o aluminio con la suficiente cobertura de superficie, para que los rotuladores sean utilizados en materia educativa, ilustrativa o para copiar las lecciones importantes para una evaluación académica siguiente. 

Toda pizarra vectorial tiene su borrador con una capa de fieltro para suprimir todo el contenido escrito o dibujado para substituir con más información de relevancia para los pupilos que estudian dentro del aula de clase.

Cómo elegir la mejor pizarra vectorial

Las pizarras se han transformado hoy día en un objeto indispensable en las aulas, aparte de estar presentes en los hogares en el caso de dictar clases particulares a los alumnos que pagan una cuota para continuar aprendiendo en las vacaciones. Por suerte, hay una extensa gama de opciones que encontramos en el mercado, y en nuestra tienda particularmente, capaces de satisfacer nuestras necesidades en todo instante. ¿Te imaginas que ningún docente cuente con una pizarra vectorial para escribir? Partiendo de esta interrogante, imaginar un planeta sin una de ellas representa un mecanismo un tanto arcaico para impartir enseñanzas. Aparte de asistirnos a transcribir todas las lecciones de una cátedra, son simples de conducir de un lugar a otro sin inconvenientes merced a la versatilidad presente en el mecanismo. 

No olvidemos que el tamaño de estos objetos debe ser cónsono con el área que funge como aula. Por servirnos de un ejemplo, si ponemos un gran pizarrón en un espacio reducido, quiere decir que no es el propicio para formar parte del entorno. Siempre y en todo momento es importante tomar las medidas correctas y en función de eso, escoger la pizarra vectorial que mejor nos convenga. Nosotros contamos varios tipos o tamaños que se adaptarán a tus necesidades.

Compra en nuestra tienda la pizarra vectorial más resistente

Es una obligación el hecho de asegurar que el distribuidor de la pizarra vectorial nos comunique cuáles son los accesorios auxiliares que incluye la compra y qué otros son independientes para adquirir en una tienda aparte. Evidentemente, contar con el borrador es imprescindible, por el hecho de que es el mecanismo que permite difuminar todo el escrito e inclusive, favorece al mantenimiento del instrumento. 

Además, el soporte ha de ser resistente, independientemente del tipo de pizarra, por el hecho de que no solamente nos brinda seguridad al instante de adquiere, sino además de esto contribuye a la permanencia del objeto en el lugar idóneo en que la coloquemos. Nuestra tienda se hace cargo de ilustrar con las mejores opciones alternativas para equipar tu salón de clases, porque es un espacio que si o si requiere la presencia de la pizarra vectorial para escribir y de esta manera, todos y cada uno de los alumnos tomen apuntes. 

Entre otros puntos a resaltar, debemos meditar en el dinero disponible ya antes de acercarnos a la tienda. Si es una pizarra vectorial demasiado compleja, mas al tiempo un tanto innecesaria para el aula ¿Realmente vale la pena la inversión o bien tendrás que investigar un poco más para dar con la candidata idónea para el salón de clases? Es una buena pregunta para analizar.

Instalación de una pizarra vectorial

La situación de la pizarra vectorial es trascendental para la lectura de los pupilos. Por ejemplo, si estás en el proceso de instalación, toma por un instante el rol de un pupilo y siéntate en los puestos. Un factor que nunca falla es que la zona inferior de la pizarra vectorial debe estar a la medida de los hombros, a fin de que el campo visual esté a la altura de quienes están sentados en el sala. 

El principal inconveniente con esta opción alternativa es que la pizarra vectorial quedará bastante alta, tomando en cuenta que las docentes de menor estatura precisan de una tarima para subirse a escribir, aplicando la misma técnica con los estudiantes que no alcanzan la zona superior. Instalar una pizarra vectorial de buenas proporciones en el salón es más provechoso para todos los usuarios que pretenden escribir, no solo por todo el espacio a abordar, sino más bien por la comodidad de sujetar los marcadores con la mano. El punto negativo es que los estudiantes ubicados en los últimos puestos no tendrán disposición de leer mientras el alumno de pie está copiando en la pizarra. 

En resumen, estos son los pasos:

  • Asegurar que los tornillos adhesivos estén a la altura
  • Limpiar la pared antes de colocarla.
  • Medir la altura en relación a los hombros.

Opiniones de la pizarra vectorial

Lo que pensamos como usuarios al instante de adquirir una pizarra vectorial sirve como fuente de inspiración para orientar o bien descartar la posibilidad de compra. No es el hecho de estar en frente de la pizarra vectorial y llevártela de forma inmediata, también es muy importante saber qué piensan otros compradores que ya mantienen un tiempo prudencial con el producto. ¿Nos sirve una pizarra vectorial cuyo boceto no asegura una buena limpieza? ¿Nos sirve una pizarra vectorial cuya superficie se mancha sin necesidad de usar los rotuladores acrílicos? ¿Es tan imprescindible una pizarra vectorial de grandes proporciones sin medir antes el salón de clases? Son interrogantes que muy frecuentemente tienen respuesta con ayuda de la asistencia de los usuarios, y en nuestra tienda los compradores dejan buenísimas críticas

A veces cometemos el error de imaginar que estamos comprando la pizarra vectorial perfecta, sin leer de cerca las letras chiquitas o bien no prestar atención a las críticas constructivas. La acción de leer las críticas de los usuarios nos evita realizar una compra con proyección a perder todo el dinero invertido. Por supuesto, hay que centrar el esfuerzo en llevarnos la mejor pizarra vectorial disponible en el mercado, bajo un costo asequible y que jamás deje de ser funcional.



Mostrar mas productos