pizarra de gel



Mostrar mas productos

Detalles de pizarra de gel

Las pizarras acostumbran a ser perdurables, independientemente de los materiales de construcción que empleen. Desde luego, si estás pensando en adquirir alguna en nuestra tienda, es pertinente deducir que aquellas con marco de metal nos pueden otorgar una mejor experiencia

Además, ciertas poseen un espacio adaptado para colocar los rotuladores y el borrador (si no hay un escritorio en el sala o habitación que mantenga estos elementos con más seguridad). Otros pizarrones tienen unas zonas corredizas que funcionan para ampliar la superficie (en caso que ya esté cubierta parcialmente por escritura o bien dibujos). 

Te aconsejamos que si estás con indecisión entre decidir por la superficie blanca, de acordeón o translúcida ¡No importa! Pues cada una de ellas tiene una función singular que nos va a sacar de apuros al instante de emplearla. Siempre es esencial tener en cuenta que la superficie debe englobar bastante contenido, para no estar borrando a cada rato ciertos textos de relevancia para reescribir otros. 

La mayoría de las pizarras están colgadas sobre la pared, aunque otras tienen un soporte determinado para trasladarse de un lugar a otro, siendo un plus para los usuarios más prácticos que tienen más de dos salas en común. Hay otras que marchan para comunicar un aviso.

Cómo escoger la mejor pizarra de gel

Las pizarras se han convertido en la actualidad en un objeto imprescindible en las aulas de clase, aparte de estar presentes en los hogares en caso de dictar clases particulares a los pupilos que pagan una cuota para proseguir aprendiendo en las vacaciones. Afortunadamente, hay una amplia gama de opciones que encontramos en el mercado, y en nuestra tienda particularmente, capaces de satisfacer nuestras necesidades en todo momento. ¿Te imaginas que ningún enseñante cuente con una pizarra de gel para redactar? Partiendo de esta interrogante, imaginar un mundo sin una de ellas representa un mecanismo un tanto anticuado para dar enseñanzas. Además de ayudarnos a transcribir todas las lecciones de una cátedra, son fáciles de conducir de un sitio a otro sin inconvenientes gracias a la utilidad presente en el mecanismo. 

No olvidemos que el tamaño de estos objetos ha de ser cónsono con el área que funge como aula. Por servirnos de un ejemplo, si ponemos un gran pizarrón en un espacio reducido, quiere decir que no es el propicio para ser parte del ambiente. Siempre y en todo momento es esencial tomar las medidas adecuadas y en función de eso, seleccionar la pizarra de gel que mejor nos convenga. Nosotros contamos múltiples tipos o bien tamaños que se adaptarán a tus necesidades.

Compra en nuestra tienda la pizarra de gel más resistente

Es una obligación el hecho de asegurar que el proveedor de la pizarra de gel nos comunique cuáles son los accesorios adicionales que incluye la adquisición y qué otros son independientes para adquirir en una tienda aparte. Por supuesto, contar con el boceto es imprescindible, por el hecho de que es el mecanismo que deja difuminar todo el escrito e incluso, favorece al mantenimiento del instrumento. 

Además, el soporte ha de ser resistente, con independencia del tipo de pizarra, porque no solamente nos brinda seguridad al momento de adquiere, sino más bien además contribuye a la permanencia del objeto en el sitio ideal en que la coloquemos. Nuestra tienda se encarga de ilustrar con las mejores opciones alternativas para pertrechar tu salón de clases, por el hecho de que es un espacio que si o si requiere la presencia de la pizarra de gel para redactar y de este modo, todos y cada uno de los pupilos tomen apuntes. 

Entre otros puntos a resaltar, debemos reflexionar en el dinero libre ya antes de aproximarnos a la tienda. Si es una pizarra de gel demasiado sofisticada, pero al mismo tiempo un tanto innecesaria para el aula ¿Verdaderamente merece la pena la inversión o deberás investigar un tanto más para dar con la aspirante perfecta para el salón de clases? Es buena pregunta para examinar.

Instalación de una pizarra de gel

La situación de la pizarra de gel es trascendental para la lectura de los pupilos. Por poner un ejemplo, si estás en el proceso de instalación, toma por un momento el rol de un alumno y siéntate en los puestos. Un factor que nunca falla es que la zona inferior de la pizarra de gel ha de estar a medida de los hombros, a fin de que el campo visual esté a la altura de quienes están sentados en el sala. 

El primordial inconveniente con esta alternativa es que la pizarra de gel va a quedar bastante alta, tomando en cuenta que las docentes de menor estatura necesitan de una tarima para subirse a escribir, aplicando exactamente la misma técnica con los estudiantes que no alcanzan la zona superior. Instalar una pizarra de gel de buenas proporciones en el salón es más provechoso para todos y cada uno de los usuarios que pretenden escribir, no solo por todo el espacio a abordar, sino más bien por la comodidad de sujetar los marcadores con la mano. El punto negativo es que los estudiantes ubicados en los últimos puestos no tendrán disposición de leer mientras el alumno de pie está copiando en la pizarra. 

En resumen, estos son los pasos:

  • Asegurar que los tornillos adhesivos estén a la altura
  • Limpiar la pared ya antes de ponerla.
  • Medir la altura en relación a los hombros.

Opiniones de la pizarra de gel

Las protestas que acostumbran a echar cara atrás al público cuando están a puntito de comprar están relacionadas con la mala calidad de los rotuladores que incluye la pizarra de gel o los borradores, que son capaces de almacenar mucho polvo. Por tanto, el personal de nuestra tienda, los cuales son grandes conocedores de la pizarra, enseñan a los clientes potenciales o bien pupilos a cómo borrarla adecuadamente, realizando movimientos de arriba hacia abajo. Otro fallo del que muchos se quejan es el mal empleo de la pizarra. 

Es de importancia escoger con precaución cuáles son las opiniones de empleo más objetivas y descartar aquellas que están movidas por las pasiones o que las desventajas que indican son subjetivas. Utilizar una pizarra de gel no requiere de un manual de instrucciones (excluyendo a los usuarios que no están familiarizados con su instalación).

De cualquier manera, es infrecuente conseguir más de dos opiniones muy negativas de una pizarra, por el hecho de que su empleo es tan práctico que poco a poco más son los docentes o bien profesionales que se aproximan a la tienda en pos de una buena asesoría para seleccionar la más conveniente. No descartes ninguna opinión, mas sé selectivo con ellas.



Mostrar mas productos